La Vanguardia no logra recuperarse económicamente

La Vanguardia lleva tres años consecutivos encontrándose en déficit financiero, este último año con unas pérdidas de un millón de euros a cierre de 2018. Esta es su peor cifra desde que la editorial catalana entro en negativos, siendo en 2016 de 905.000 euros y en 2017 de 816.423 euros.

Esto es consecuencia de la disminución en su volumen de facturación, habiéndose registrado un descenso del 6% con respecto al año anterior.  A pesar de eso, sigue siendo la más grande del Grupo Godó.

Esto contrasta con sus buenos datos en audiencia digital, cuya facturación ha aumentado un 11% teniendo 17,8 millones de usuarios únicos. Es por eso que la editorial catalana decidió fusionar sus dos redacciones, unificando la digital con la prensa escrita. De esta manera intentarán conseguir estar más integrados, recibir ingresos únicos y han logrado reducir sus gastos en 3,4 millones de euros en personal y 21,9 millones en gastos de explotación.

Leave Your Comment