Relaciones entre personas dentro y fuera de las Redes Sociales

Portada » Relaciones entre personas dentro y fuera de las Redes Sociales
  • Portada de las relaciones personales

Resulta interesante ver los paralelismos existentes entre las relaciones que las personas creamos dentro y fuera de las Redes Sociales. De este apasionante tema se podrían escribir libros.

Este post pretende ser una reflexión sobre esta situación que es cada vez más habitual, debido que ¿quién no tiene nuevas relaciones personales gracias a las Redes Sociales?

Hay comportamientos idénticos dentro y fuera del ámbito del Social Media, sin embargo otros son totalmente antagónicos.

En la mayoría de ocasiones las disputas por desacuerdos que tenemos con otras personas tienen una diferencia sutil o un concepto pequeño, que en muchas ocasiones no recordamos y nos empuja hacia la distanciación o el cisma, de tal manera que parece que ambas partes no puedan estar cerca.

De hecho Gandhi ya lo decía “La amistad que insiste en estar de acuerdo respecto de todos los temas no merece ser llamada amistad.”

Siempre debemos llegar a la mesa de discusión, con una gran predisposición para la negociación. Recordando que la grieta suele ser pequeña, mientras que la unión es mucho más grande.

Lo ideal para resolver problemas y llegar a puntos de colaboración es iniciar un vaciado de la mente de tal manera que estemos en predisposición de analizar lo que se nos será expuesto y observaremos.

Es decir, como los escritores que se enfrentan a una página en blanco, o como los grandes artesanos que están delante de un poco de arcilla y se plantean crear una obra. Esa es la manera de aprovechar nuestro verdadero potencial.

En todo momento debemos tener claro que una colaboración implica una fusión de pensamientos una unión de ideas y experiencias conformando algo más grande que la suma de las partes.

Las relaciones on y off de hoy en día

Solemos caer en el error de valorar más la victoria personal que una posible colaboración. En muchas ocasiones deberíamos plantearnos de qué manera podemos contribuir para conseguir el éxito conjunto.

Tanto en el online como en el offline no queremos ser rechazados. Y sobretodo, no queremos reconocer estar equivocados.

Amigos en las RRSS

Son muy pocas las personas que aceptan estar equivocadas y aún lo son menos aquellas que al decírselo lo reconocen aceptando su error y corrigiendo.

Decir a una persona que está equivocada es una situación bastante difícil y más aún si se hace en el online, ya que en este ámbito no disponemos ni de la entonación, ni de un posible guiño, ni del lenguaje corporal que ayuda a expresar nuestra opinión.

Esa falta de expresividad que en ocasiones nos vemos abocados al utilizar el lenguaje escrito viene complementada en parte gracias al uso de emoticones o emojis.

Siempre es mejor resolver las posibles disputas en persona. Esto es debido a la falta de tono en el lenguaje escrito debido que por muy diplomáticos que intentemos ser y por muy pensadas todas las palabras con las que nos expresemos fácilmente la otra persona interpretará que esto es una condena o un ataque.

A todos nos ha sucedido en alguna ocasión intentar expresar o argumentar mediante el uso de correo electrónico, Twitter, o cualquier otro servicio en Internet y no lograr transmitir totalmente aquello que pretendemos.

Sobre todo, si deseamos que sea una conversación conciliatoria.

Fácilmente podemos dañar a otra persona y que se vea deteriorada la relación debido a que no podemos darle la entonación y expresión adecuadas.

¿Cómo debemos actuar para mantener dichas relaciones personales?

El mejor consejo que nos podemos aplicar es actuar siempre de manera diplomática y admitiendo que podemos estar equivocados. Debemos considerar la posibilidad de que la otra persona puede tener la razón.

Es por ello que debemos ser agradables y, por encima de todo, debemos plantearnos la situación desde la perspectiva de la otra persona. Todo esto nos puede conducir a obtener relaciones inesperadas, colaboraciones inesperadas, y resultados inesperados.

Es evidente que todas las personas cometemos errores, y debemos tener en cuenta que la mayoría de ellos pueden resultar frustrantes para la persona que los comete y motivo de enfado para otras  personas que pueden verse perjudicadas en cualquier caso siempre son disculpables o perdonables.

La disculpa posterior a un error debe ser sincera y rápida. Admitir que hemos cometido un error de manera rápida y enfática puede recomponer la relación, es mucho más rápido que si se hiciera de otra manera.

En la actual época de la redes sociales las noticias se extienden de manera más rápido que nunca, es por ello que en el caso de cometer un error y sobre todo si pretendemos humanizar nuestra marca, debemos asumir las consecuencias admitiendo rápidamente los errores y con convicción.

Las personas seguramente estarán lastimadas debido a nuestro error por ello debemos reconocer el error de inmediato y con humildad esto nos acercará a ellas y podremos subsanar el error.

Es evidente que admitir nuestros propios errores implica tener coraje. Es la vía más rápida para despejar las posibles sospechas de culpa que otras personas consideran que tenemos.

Tras reconocer el error suele suceder que las personas nos perdonan y son generosas con nosotros mientras que si reunimos la responsabilidad o nos negamos a admitirlo provocaremos la cólera de los que nos rodean y generamos un efecto negativo.

¿Qué elementos son esenciales para mantener las relaciones personales?

Qué importante es recordar, tanto en Internet como fuera de él, que la simpatía engendra simpatía. Nos sentimos más inclinados a estar de acuerdo con la otra persona o ver las situaciones desde su perspectiva cuando tenemos sentimientos de amistad hacia ella.

En cualquiera de las redes sociales, o en Internet en general, es aconsejable iniciar interacciones, siempre de modo gentil y afable. Eso sí, toda interacción debe iniciarse de manera cortés y compasiva.

manteniendo relaciones en las redes

Si elegimos comenzar de manera amistosa, tendremos muchas más posibilidades de obtener resultados positivos que si el inicio es de manera enfrentadas.

Tal y como he comentado en párrafos previos, si deseamos transmitir afabilidad la comunicación debe realizarse en persona o en su defecto mediante videoconferencia, debido que de lo contrario la falta de entonación y las señales no verbales no pueden transmitirse y ello perjudica a nivel de lograr esa simpatía con esa persona. Lo ideal siempre es poder transmitir una sonrisa cálida y un firme apretón de manos.

En cualquiera de los medios sociales que estemos transmitiendo información debemos desempeñar el carácter del dueño de una tienda de pueblo.

Esto implica una sonrisa permanente, llamar a las personas por su nombre y a ser posible recordar sus gustos o preferencias.

Debemos de dar una enorme importancia a las relaciones personales, e intentar enfocarlas cómo se hacía antaño. Es decir, vestidos con nuestra mejor ropa, saludando a las personas que nos encontramos por el camino, y desplazándose hasta casa de la persona con la que queríamos conversar.

Muchas empresas actuales deberían dirigirse a las personas como si estas les hubiesen invitado a sentarse en su mesa y compartir una cena familiar.

Esto conllevaría una mayor responsabilidad, una mayor fidelidad y sobre todo un intento de conexión real con las mismas.

Una campaña de marketing digital puede generar un enorme tráfico (muchos impactos) a una página web o puede producir mucho ruido mediático, pero en ocasiones los empresarios olvidan que esto no significa estar creando relaciones.

Hay que diferenciar entre compromiso e interés. El interés con frecuencia suele empezar y terminar en un nivel superficial, porque evoca emociones primarias.

El compromiso sucede en un nivel más profundo, cuando nos aproximamos a los valores intrínsecos de la persona. Si nos comunicamos de forma afable probablemente seremos dignos de una relación cortés con esa otra persona.

Es posible, que esto evolucione y sea digno de una amistad, es decir que a usted le guste llamar a esa persona amigo. Ganar amigos comienza con ser amistoso.

Ganar amigos comienza con ser amistoso.

Por eso, siempre, que deseemos atravesar el ruido generado en redes sociales y que no se quede en algo superfluo o en algo superficial debemos comenzar de forma amistosa, y recordar que la gentileza y la simpatía son siempre más fuertes que la furia y la fuerza.

Las empresas deben pretender el compromiso bidireccional, no olvidando que éste se sustenta en la confianza y el beneficio mutuos. El compromiso debe sentirse con el corazón sino no funciona.

No hace demasiado tiempo, las personas se presentaban y encontraban temas comunes de los que hablar. Fruto de las repetidas conversaciones aparecía una estima mutua que con el tiempo podía convertirse en una amistad.

Ahora, en la actualidad, parece que estos comportamientos han cambiado y  podemos estar en un grupo de Facebook o seguirnos en Twitter sin conocernos en persona.

Debido a los me gusta que vamos dando en las distintas redes sociales en las que participamos de manera activa, debido a los grupos a los que pertenecemos, debido también a nuestras expresiones de acuerdo o desacuerdo respecto a cualquier publicación, vamos creando afinidad con otros usuarios de las redes sociales, esto, a la larga, crea relaciones de influencia y con estas los influenciadores o en inglés influencers.

Hablando en líneas generales, cuando un usuario de redes sociales se suma al mismo grupo que tu estás en Facebook, sigue tu blog o comenta en tu web, nos está dando un sí.

Nos estamos convirtiendo en una fuerza que ejerce influencia sobre esa persona.

Desde el ámbito psicológico decir “no” es una posición defensiva, mientras que esos “sí” del párrafo anterior suponen una apertura, una aceptación, un empuje adelante. Obtener un “sí” es más fácil si partimos de un diálogo positivo.

No olvides entre tus relaciones personales

Para conocer nuestra afinidad con otra persona debemos ver la interacción desde el punto de vista del otro.

En las redes sociales sería todo mucho más agradable si en lugar de estar bombardeando con nuestras publicaciones, nos preocupemos de lo que quieren nuestros contactos e interactuemos con ellos.

Nuestra comunicación debe estar orientada a ofrecer lo que otras personas desean.

Debemos buscar afinidad con otras personas, para así relacionarnos con ellas. Puede ser que compartimos opinión, o que nos gusta la misma cosa.

Es realmente importante empatizar con nuestra comunidad, sobretodo si somos quienes la gestionamos, de ahí la enorme relevancia de la figura del Community Manager.

 

Raúl Santa Cruz Calzada – ENREDIA

logo ID

The following two tabs change content below.

Raúl Santa Cruz Calzada

Consultor Social Media Marketing at Enredia
Gran amigo de mis amigos. Apasionado por las TIC. Editor FCPX InDesign. Community Mgr. Delegado de AERCO en BCN. Instagram, Pinterest, Telegram ➡️ RaulSCC

Latest posts by Raúl Santa Cruz Calzada (see all)

Leave A Comment