Magenta Innovación Gerencial me invita a participar en su blog en donde realizo un recorrido vivencial a propósito de lo que significa mi vida profesional, y lo que ha ayudado a llegar a ser lo que hoy soy, por mí mismo.

Hace cinco meses, gracias a Linkedin, la red social profesional, tuve el privilegio de conocer a Adriana González, responsable de Magenta Innovación Gerencial, con quien estamos desarrollando el proyecto Master Influencers de Delivery Media, y que se ha convertido en un importante aliado estratégico y también, en una gran amiga.

Tengo el inmenso placer de aparecer como invitado de la semana de su blog del que he querido traer algunos párrafos y acercarlos hasta el blog de Delivery Media.

 

Ignacio Monar: No quiero ser CEO, colaboración con Magenta IG. Magenta Innovación Gerencial me invita a participar en su blog en donde realizo un recorrido vivencial sobre mi vida profesional.

No hay mayor reconocimiento que el trabajo bien hecho y la satisfacción de mis clientes.

 

Creo en los vendedores de raza, los que salen a comerse el mundo, a los que no les importa dejarse la piel, sea a comisión o sea con un fijo. Los que no se están quejando todo el día, ni contándolos festivos. A los que no les importan los demás, porque tienen un plan escrito (en papel o en su mente) ni tampoco el presupuesto porque están siempre al 110% ocurra lo que ocurra con las cifras. Les importan ellos, y ganar dinero, y conservar el trabajo. Y echo de menos todo aquello por lo que pasé…el cuerpo a cuerpo. El momento de la verdad. Cuando te vas con un sí, o con un no, pero satisfecho de tu trabajo y pensando como hincarle el diente si te han dicho que no, y como enfocar la siguiente reunión. Porque sabes lo importante que es para tu empresa sacar esas campañas adelante. Porque es el futuro de todos.

 

 

No quiero ir de ‘enfant terrible’ pero muchas de las cosas que se han convertido en máximas en los últimos años, (porque hay que llamar a las cosas de diferentes maneras), y parece que se ha inventado la pólvora (y recientemente por supuesto utilizar el inglés para darse más importancia) me ponen muy nervioso…’la importancia del trabajo en equipo, el clima laboral, el liderazgo, la motivación…’ Hay empresas que se permiten el lujo de tener en su plantilla ‘coaches’, Gestión del Talento … y tantos otros que desde luego una Pyme no se puede permitir, y las Pymes en este país son las que sustentan la economía.

Y yo no quiero ser CEO.  Embajador de tu marca, de tu empresa…es un poco rimbombante, ¿no? Yo lo que preferiría es tener una organización en la que haya gente que luche por liderar, que sea capaz de motivar, que sea embajador de su empresa allá donde vaya, y que con su trabajo y saber hacer, con su compromiso, se gane la confianza del CEO.

 

 

“El CEO tiene que ofrecer al equipo innovación, futuro, nuevos productos que ilusionen y sueños a los que agarrarse, estudiar, especializarse…” Pero desgraciadamente no funciona así. Son muy escasos y por ello muy relevantes, los que te piden hacer un curso de ‘algo’, los que ven en un área nueva de negocio una oportunidad y no una carga.

 

Ignacio Monar: No quiero ser CEO, colaboración con Magenta IG. Magenta Innovación Gerencial me invita a participar en su blog en donde realizo un recorrido vivencial sobre mi vida profesional.

Interactuando con mis seguidores en las redes sociales.

 

Yo no quiero ser CEO. Me gusta la relación con los medios, la confianza que demuestran cuando depositan su producto en tus manos. Me gusta abrir nuevas vías de negocio y aprender. Me gusta el ‘tet à tet’ y buscar soluciones de consenso. Me gusta trabajar como un comercial más para todos nuestros medios, porque el hecho de que estén en Delivery Media, es responsabilidad mía. Me gusta aquello que me ocurrió en GDM, que pasé de un despachito en Zeta a estar ‘en la pradera’ sentado con mis comerciales, y poderles asesorar, corregir, felicitar…y vender como uno más. Y realmente eso es lo que hacemos en Delivery Media: vendemos todos. Esa es quizá una de las claves que nos diferencia. Que desde el primero al último todos vendemos de una u otra forma.

El CEO tiene su cuadro de mando, que le da la visión global de la compañía y si hay cuestiones que corregir. Pero no está donde está la sangre. O no debe estar. Y la sangre genera dependencia. Delegar es lo más difícil del mundo, porque crees que, con tu experiencia, con tu intervención, saldrían mejor las cosas…

Si te resulta interesante hay mucho más por leer en el blog de MagentaIG.

The following two tabs change content below.
Como CEO de Delivery Media, mis responsabilidades son múltiples: control de gestión, captación de nuevo negocio, establecer alianzas, mantener una relación estable con las grandes cuentas, negociación de incentivos con la intermediación, reclutamiento de personal, selección y relación de partners estratégicos, desarrollar la estrategia de la empresa...