Conseguir tráfico orgánico cualificado es, sin duda uno de los objetivos principales que te planteas cuando tratas de hacer rentable un proyecto online.

El problema al que se enfrenta cualquiera que empiece a trabajar el SEO de su proyecto online es conseguir que Google considere su web relevante para las búsquedas que realizan sus clientes potenciales.

Así, la primera pregunta que solemos plantearnos entonces es “¿Que tiene en cuenta Google para posicionar bien una web en las SERPs?… si consigo optimizar la mía para todos estos factores estaré el primero y llegarán las visitas que espero”

Ese planteamiento es un error.

Los factores que Google tiene en cuenta para ordenar las SERPs son demasiados para que centrarse en optimizar todos ellos desde el principio sea una estrategia factible.

Cuando se trata de mejorar el posicionamiento orgánico de un proyecto, lo primero que se hace es una auditoria SEO para identificar los problemas a mejorar.

Una vez identificados los puntos débiles del sitio web empezaremos a corregirlos priorizando. Es decir, centrándonos primeramente en los más graves y/o en los que sabemos que Google considera más importantes. Estos serán los que más nos ayudarán a subir posiciones en las SERPs con un menor esfuerzo.

Independientemente de que una auditoría SEO es la forma correcta de empezar nuestra estrategia de posicionamiento, en este artículo voy a señalar los 3 aspectos que considero que son más relevantes.

En ocasiones habrá otros problemas concretos en una web, pero en la mayoría de las ocasiones cuidar estos tres aspectos nos asegurará, cuando menos, aumentar las posibilidades de conseguir ese tráfico orgánico cualificado que buscamos.

Contenido orientado al usuario

¿Recuerdas que hasta hace poco se repetía como un mantra aquello de “El Contenido es El Rey”? Ahora ya no se ve tanto ¿verdad?

A lo mejor es que por fin nos hemos dado cuenta que el contenido a granel no vale para nada.

El contenido, para Google, vale tanto como las consultas que es capaz de resolver, las dudas que es capaz de aclarar o las necesidades que es capaz de cubrir a los usuarios de los motores de búsqueda.

Por lo tanto, el valor del contenido viene determinado por la utilidad que este tiene para el usuario.

Así, para realizar nuestros contenidos lo primero no ha de ser centrarse en el desarrollo del propio contenido… ni siquiera el keywordresearch.

Buyer persona

Lo primero que necesitamos es conocer a nuestro público objetivo. Definir nuestro buyer persona es el punto de partida real de nuestra estrategia de contenido.

Solamente cuando conozcamos a la perfección el perfil de las personas a las que nos dirigimos seremos capaces de identificar sus necesidades.

Google nos considerará relevantes si conseguimos satisfacer las consultas que nuestro público objetivo realiza. Cuando consigamos que nuestra web resuelva mejor estas consultas que las de la competencia es cuando conseguiremos la mayor visibilidad en las SERPs.

Keywordresearch

Ahora, que ya conocemos a quienes nos dirigimos y las dudas e inquietudes que busca en Google, también debemos conocer cómo las plantea en el motor de búsqueda.

Es en ese momento en el que haremos nuestro estudio de palabras clave para saber de qué forma busca.

Gracias al estudio de palabras clave identificamos las palabras en las que nos conviene centrar nuestros esfuerzos a la hora de generar los contenidos de nuestra web.

Generar el contenido

Una vez definidos el buyer persona y las keywords más rentables es cuando podemos empezar a desarrollar el contenido de nuestras páginas. Pero en el desarrollo del contenido también tenemos que tener presentes ciertos aspectos:

Genera valor añadido

Repetir el contenido que se puede encontrar en un millón de webs no aporta nada nuevo.

Si haces esto es más que probable que el usuario ya haya visto ese contenido en otras web que lo publicaron y su interés por tu página desaparecerá al instante.

A Google le ocurrirá otro tanto de lo mismo. Si lo que aportas es exactamente lo mismo que otros hicieron antes ¿por qué iba a darle visibilidad a tu web? Hay otros que tienen más antigüedad que tú, consiguieron enlaces entrantes antes, y hasta llevan más tiempo generando señales sociales entre otras cosas.

Tu contenido, en cambio, es ‘el nuevo’ y no tiene nada que le haga merecer más atención que los otros 500.000 que dicen lo mismo (…ni para el usuario ni para Google)

Por eso es importante generar siempre un valor añadido sobre nuestros contenidos: un punto de vista propio y diferente, algo totalmente nuevo, una nueva manera de presentarlo (infografías, vídeos,…)

Seguramente estarás de acuerdo en que esta es la forma correcta de plantear el contenido de los artículos de un blog ¿verdad?… pues que sepas que en un ecommerce esto es aún más importante. Pero a pesar de ello nos cansamos de ver descripciones de los artículos que se repiten, poco originales y con poco contenido… y en mi punto de vista este es un error mucho más grave en el caso de las tiendas online.

El tamaño del contenido… ¿importa?

Otra cuestión que suele ser recurrente en el momento de plantearse la generación de contenido es si este ha de ser más o menos extenso.

“Contenidos de más de 1000 palabras” decían. Luego encontrábamos 1000 palabras en cualquier parte y dijeron “por debajo de 2000 palabras posicionan peor”.

Esta manera de plantear la extensión de los contenidos es un error.

¿Sabes cuál es la extensión correcta para cualquier contenido? Pues en mi opinión un contenido tiene que ser todo lo largo que sea necesario para tratar el tema que nos ocupa: ni más ni menos.

Si son 20.000 palabras las que se necesitan para tratar un tema… esa es la extensión perfecta, pero si en 300 palabras estamos tratando un tema simple en profundidad tampoco hace falta más.

Si alguien busca “cómo hacer croquetas de pollo” el contenido que más visibilidad tendrá será un contenido simple pero concreto: una receta de unas 160 palabras. No hace falta más ¿verdad?

Volvemos a insistir en lo mismo: para que Google lo considere relevante, el contenido tiene que dar respuesta a la consulta que plantea el usuario en los motores de búsqueda.

Optimizar el SEO on page del contenido

Ya he insistido hasta la saciedad en que el contenido tiene que estar generado pensando en el usuario… y lo mantengo.

Pero también es cierto que tenemos que facilitarle el trabajo a Google y utilizar el resultado de nuestro estudio de palabras clave para optimizar ciertos aspectos del SEO onpage nuestra página: Títulos, subtítulos, meta-etiquetas, richsnippets…

Todos ellos son elementos que hemos de optimizar para dejarle claro a Google sobre qué trata nuestro contenido desde el primer momento.

Esto es algo más o menos todo el mundo tiene claro en cuanto se empieza a preocupar por el SEO de su sitio web. Pero cuidado con la sobreoptimización.

Las búsquedas son cada vez más semánticas y ya no hace repetir la misma palabra clave en todos estos sitios. De hecho, la mayoría de las veces basta con emplear ese término en el H1 (y tal vez en la meta description). Pero el resto de las veces podemos emplear sinónimos y términos relacionados.

Si en un contenido hablamos sobre cómo hacer “croquetas de pollo” nos interesará incluir esta keyword en el título. También es lógico que la incluyamos en la meta description.

Pero no tiene ningún sentido que pongamos un H2 con “Ingredientes de las croquetas de pollo”. Cuando pongamos pollo, leche, huevos, pan rallado… Google será capaz de interpretar que se trata de croquetas de pollo.

A eso es a lo que nos referimos con la interpretación semántica que Google es capaz de llevar a cabo gracias a Hummingbird y Rank Brain.

Facilitarle el trabajo a Google

Queremos que Google rastree nuestra web, que la incluya en sus índices y que además le dé una visibilidad considerable.

Nosotros a cambio le damos contenidos chulos que respondan a las consultas de sus usuarios.

Pero si queremos ir más allá, si queremos ser los enchufados de la clase Google y que nos trate mejor que a la competencia… entonces tendremos que hacer todo lo posible por facilitarle ese trabajo de rastreo, indexación y comprensión de nuestros contenidos.

Cuidar estos aspectos hará que consigas este propósito.

Facilita el rastreo

Te interesa (y mucho) que Google pueda acceder a todas las páginas que quieres posicionar en las SERPs.

Solamente si puede acceder a ellas podrá indexarlas… y solamente si las indexa podrá mostrarlas cuando nuestro público objetivo busca lo que ofrecemos.

Estos son algunos de los aspectos que le ayudarán a Google a rastrear nuestra web:

Sitemaps

Utiliza sitemaps optimizados que le indique a las arañas de Google qué páginas y recursos encontrará en nuestra web y sube estos sitemaps a SearchConsole.

Arquitectura web

Google rastrea siguiendo los enlaces que encuentra en cada web que visita.

Cuidar la arquitectura de las páginas que componen nuestro sitio web y el enlazado interno ayudará a las arañas de Google a rastrear nuestra web.

Además, gracias al enlazado interno Google podrá interpretar qué partes de nuestro site son más importantes.

Por último, al diseñar correctamente la jerarquía y enlazado de las distintas partes de nuestra web estaremos mejorando la experiencia de los usuarios. De hecho, la arquitectura hay que hacerla siempre con el foco en el usuario, tratando de conseguir una buena usabilidad y que la navegación de la página sea intuitiva.

A pesar de que muchos webmaster no le prestan la suficiente atención a este proceso, desde el punto de vista SEO es imprescindible.

Aumenta el crawl budget

Lo que trataremos de mejorar en este caso no será la posición en las SERPs. De lo que se trata es de conseguir que Google encuentre e indexe las páginas que verdaderamente nos importan: aquellas landings a las que queremos que llegue nuestra audiencia.

Pero, antes de explicarte cómo hacerlo creo que debería de aclarar el término Crawl Budget, porque a lo mejor a estas alturas te estarás preguntando de qué va todo esto.

“¿Qué es eso del Crawl Budget?”

Google utiliza sus recursos para rastrear las páginas web y aunque no te lo creas esos recursos le cuestan dinero.

“El tiempo es dinero” y eso Google lo tiene muy claro. Es por eso que, en teoría, asigna un presupuesto de tiempo que dedicará a rastrear tu sitio web.

La frecuencia con la que rastree tu sitio de nuevo y el tiempo que le asigne a esta tarea la próxima vez dependerá de lo que encuentre en las páginas que rastree. Si las páginas rastreadas durante ese tiempo las considera más o menos valiosas para sus usuarios dependerá que ese presupuesto (budget) que le dedique sea mayor o menor la próxima vez.

Por lo tanto, si le haces perder el tiempo rastreando páginas irrelevantes tu sitio será cada vez rastreado en menor profundidad y seguramente también menos a menudo.

Cómo mejorar el crawl budget

Entonces, en esta ocasión no se trata de indicarle a Google por dónde pasar, sino más bien de todo lo contrario.

Para optimizar el tiempo que Google le dedica a rastrear nuestra web tendremos que indicarle qué páginas no ha de incluir en el índice y luego bloquearlas para el rastreo (…. o en caso de que sean páginas irrelevantes por completo deberíamos plantearnos eliminarlas)

Mucho ojo con este proceso, porque en este caso el orden que es importante.

Imagínate que ahora mismo Google tiene indexada una página que realmente no es relevante para ti por lo que sea… por ejemplo nuestra política de privacidad.

Seguramente no nos interese que Google pierda el tiempo leyendo nuestra política de privacidad en vez de dedicarse a rastrear ese producto del ecommerce que acabamos de subir o ese artículo tan chulo que acabamos de publicar.

Bueno, pues si de buenas a primeras bloqueamos esta página (que ya está indexada) por medio de robots.txt lo estaremos haciendo mal.

Google no podrá acceder a esta página, pero en su caché tiene guardada una copia que dice “index”, así que en principio seguirá manteniéndose en los índices.

El orden correcto es implementar la etiqueta “noindex”. Cuando Google rastree de nuevo la web y la elimine de sus índices es cuándo podremos bloquear esta página al rastreo.

Puede que a Google le lleve un tiempo en volver a rastrear la web, pero hay un truco sencillo que nos ayudará a hacerlo en minutos.

 

 

Pero hay otras acciones que podemos llevar a cabo para mejorar el crawl budget como:

  • Aplicar la etiqueta “nofollow” a los enlaces hacia esas páginas que no queremos que indexe.
  • Eliminar o corregir los enlaces rotos. Si ponemos un enlace y este no lleva a ningún sitio estaremos haciendo que Google pierda el tiempo durante el rastreo… y eso es justo lo que tratamos de evitar.
  • Generar contenido fresco. Al generar contenido nuevo hacemos que aumente la frecuencia con la que Google rastrea nuestro sitio web.

Mejora el proceso de carga

Mejorar la forma en la que se carga nuestra web tiene muchos beneficios.

Entre otras cosas, con el WPO estamos mejorando la experiencia de usuario, reduciendo costes de servidor y haciendo más barata nuestra inversión en SEM.

Pero a nivel de SEO también tiene enormes beneficios hacer WPO:

  • La velocidad de carga es un de los factor de posicionamiento del algoritmo de Google.
  • Un menor tiempo de carga de nuestras páginas hará que Google rastree más páginas en el mismo tiempo (optimiza el crawl budget) y así conseguiremos tener más páginas en el índice de Google.

Links

Los enlaces son y seguirán siendo uno de los 3 factores de más peso que Google utiliza para ordenar las SERPs.

Que una web reciba enlaces entrantes sigue siendo una señal válida para valorar la relevancia de una web para una búsqueda concreta.

En mi opinión sigue siendo el factor de SEO off page que debemos tener más encuentra si queremos que nuestra estrategia de posicionamiento sea eficiente.

La diferencia está en que cada vez más, el número de enlaces entrantes es menos importante… y esto también es una tendencia que se perpetúa.

Lo que importa ahora es tener un perfil de enlaces relevante y natural.

Perfil de enlaces natural

Cuando hablo de “naturalidad” del perfil de enlaces no me refiero a que no generemos enlaces. No estoy diciendo que no hagas linkbuilding y que todos los enlaces entrantes los tengas que conseguir espontáneamente.

Hacer linkbuilding funciona, se puede hacer de muchas formas y en muchos casos será imprescindible. Lo que pasa es que hay que hacerlo bien y conseguir que los backlinks nuestro perfil sean tal y como Google espera que sean los enlaces de una página relevante.

Así que no seré yo el que te diga que no hagas linkbuilding, sino todo lo contrario.

Estrategias como el Link Baiting son muy válidas para conseguir enlaces totalmente naturales, pero sin duda podemos conseguir (o generar) enlaces de otras formas. Pero nunca debemos perder el foco en mantener un perfil de enlaces coherente y variado en el que evitemos enlaces tóxicos. Es decir, que nuestro perfil de enlaces parezca natural 😉

Así, si tu web tiene el 90% de los enlaces de tipo dofollow (y sobre todo si las páginas de tu competencia en las SERPs tienen el 50%) y si además no tiene prácticamente ningún enlace proveniente de foros ni de directorios… pues simplemente no va a parecer natural.

Perfil de enlaces relevante

Si algo ha cambiado en Google desde que empezó a utilizar los enlaces como vara de medir la importancia de las webs es que al principio el valor era proporcional al número de enlaces… pero ahora sigue un sistema de puntuación de enlaces que lo cambia todo.

Google puntúa cada backlink que recibe tu web basándose en diferentes aspectos que dependen de la autoridad del dominio, la autoridad de la página, el lugar que ocupa el enlace en la página, el anchor text, y el contexto (el texto que rodea al enlace).

Así que ahora (y cada vez más) pierde importancia el número de enlaces y lo gana la calidad de estos. Pero tampoco nos podemos limitar a jugar con enlaces desde páginas con cierto Page Rank. El peso que Google le da a cada uno de los enlaces de tu perfil depende ahora de muchos más factores que esos.

Auditoría de enlaces constantes

Desde que Google lanzó Penguin ha sido este el algoritmo que se ocupa de determinar qué enlaces son spam. Así, este será el que determine si ciertos enlaces son artificiales o poco relevantes y penaliza a aquellos sitios web sospechosos de generar sus enlaces entrantes.

Pero desde Penguin 4.0 esta revisión se lleva a cabo en tiempo real y sus penalizaciones ya  no afectan a todo el sitio. Por lo tanto, para asegurarte de que ciertas partes de tu sitio web no están siendo penalizadas tendrás que auditar tu perfil de enlaces periódicamente y eliminar o desautorizar aquellos que puedan ser considerados tóxicos.

¿Cómo realizar una auditoría de enlaces?

Desde mi punto de vista esta auditoría ha de realizarse en 3 fases:

  1. Recopilación de enlaces: se trata de hacer un listado lo más completo posible de todos los enlaces entrantes de la web. Puedes utilizar muchas herramientas para realizar esta recopilación… y te recomiendo que los utilices todos.
  2. Consolidación de enlaces: de lo que se trata en este paso es de unificar los listados obtenidos de las distintas herramientas o fuentes y eliminar duplicados. Este paso se puede hacer a mano, pero algunas herramientas, como SEMrush link audit, permiten importar los enlaces obtenidos de distintas fuentes y consolidarlos.
  3. Análisis: Analizamos y clasificamos los backlinks para identificar aquellos que pueden ser identificados como spam por Google.
  4. Eliminar y desautorizar: Por último trataremos de eliminar esos enlaces tóxicos si es posible… y si no tendremos que utilizar la herramienta Disavow de Google para desautorizarlos y conseguir que no se tengan en cuenta cuando Penguinanalize nuestro perfil de enlaces.

Si quieres puedes echarle un vistazo a este webinar que realicé el año pasado sobre Penguin 4.0 en el que te explico como hacer estas auditorías.

[vídeo de SEMrush sobre Penguin 4.0]

Conclusión

Son muchos más los aspectos que podemos cuidar para mejorar el SEO de nuestro sitio web, pero estos tres aspectos me parecen fundamentales. Con ellos conseguimos asegurarnos de aspectos que intervienen en las tres fases del posicionamiento:

Rastreo e indexación

Mediante la arquitectura web y los sitemaps le hemos indicado a Google por qué partes nuestro sitio web es importante que pase.

Además, al optimizar el crawl budgethemos conseguido que no pierda el tiempo en rastrear contenidos irrelevantes.

Por último le hemos ayudado mejorando el proceso de carga de nuestro sitio web. Si tarda menos en acceder a nuestras páginas podrá rastrear más en el mismo tiempo.

Satisfacción del usuario

Al enfocar el contenido generado en dar respuesta a lo que sabemos que nuestro público objetivo está buscando conseguiremos mejorar la satisfacción del usuario. Eso es lo que hemos conseguido con nuestro keywordresearch.

Así le estaremos enviando ciertas señales Google, como el aumento del CTR en las SERPs, la falta de rebotes (retención en la página)… que le indican que somos relevantes para las consultas que realizó el usuario.

Este es el objetivo de Google (satisfacer al usuario de las búsquedas orgánicas)… y nosotros le estamos ayudando a conseguirlo. Así que esto se traducirá normalmente en una mayor visibilidad con la que nos premiará Google en las SERPs.

Autoridad de la página

A través de un linkbuilding de calidad y de un contenido excepcional estaremos mejorando la autoridad de nuestras páginas (y del dominio en general).

En este aspecto me parece que podríamos hacer un poco más si además desarrollamos una buena estrategia social e implementamos otras estrategias fuera de nuestra web como el GuestBlogging.

De cualquier forma, si quieres ver como evoluciona tu autoridad puedes utilizar algunos indicadores. Los más populares (y tal vez los que más se aproximen a la forma de valorar de Google) son los de MOZ, que proporcionan un valor al dominio (DA o DomainAuthority) y otro a cada página (PA o Page Authority) en una escala de 0 a 100.

Y voy a acabar el post prácticamente cómo empecé: recordándote que hay muchos más aspectos que atender en SEO, pero atender a estos tres aspectos me parece de vital importancia y te ayudarán a mejorar la visibilidad orgánica de la mayoría de los proyectos.

Quizás tu destacarías alguno que yo no he incluido aquí. ¿Te espero en los comentarios y me los cuentas?

 

#DeliveryContent

Influencer Day. ¿Dónde vas a encontrar Branded Content a la medida de la mayor calidad del mercado?

The following two tabs change content below.

Jesús Pernas Alonso

Siempre estoy hablando de SEO y de Marketing Online. Desde hace 7 años trabajo para Café Veracruz como responsable de Marketing Online, desarrollo de imagen corporativa y el SEO de su página corporativa y del ecommerce. Además realizo trabajos como consultor de Marketing Online, desarrollador web e imagen corporativa para otras empresas.

Latest posts by Jesús Pernas Alonso (see all)